De bióloga a emprendedora: Cómo y por qué surge Voluntarios con criterio

Esta es la historia de una bióloga emprendedora, la creadora de Voluntarios con criterio, y un lugar de expresión crítica sobre este apasionante tema,

capaz de transformar personas,

y un punto de encuentro de viajeros éticos.

¿Por qué lo cree? Por que a veces creo que cambiar el rumbo del mundo está en nuestras decisiones del día a día

En este artículo te cuento parte de mi historia personal, desde que terminé la carrera hasta que creé este blog, y entre medias descubrirás los porqués de hacerlo.

 

En 2011 me uno al clan McParados Titulados

Hace 6,5 años terminé la carrera de Biología. Antes de eso he tenido una infancia bastante feliz, con sus alegrías, sus traumas, sus aprendizajes y sus piteras1,  sin grandes eventos que destacar.

1pitera: En el vocablo popular de Extremadura es una herida en la cabeza, generalmente por una pedrada

Pero como decía vamos a cuando ya tengo uso de razón y decisión.

Desde 2011,  he viajado, he estudiado unos 5 o 6 cursos con distintos grados de utilidad para mi vida diaria. He hecho un máster, he trabajado para dos empresas distintas, he hecho unas cuantas cosas relevantes más y he pensado mucho.

Sobre todo en qué hacer con mi vida, que es en lo que piensa ahora la gente los años siguientes al acabar la carrera:

¿Qué es lo que quiero hacer cada mañana con ilusión?

Lo averigüé:

Vivir en medio de la naturaleza y gestionar proyectos de conservación y desarrollo comunitario

Ahora sólo tenía que pensar en ¡¿cómo hacerlo?!

En 2015 consigo un ansiado trabajo bienpagado

El tiempo fue pasando y por más curriculum que echaba como quien echa arroz en una boda -a veces con ganas de dar en un ojo-, no conseguía nada.

Al final de esa etapa, es decir, hace unos dos años, después de una corta estancia becada en Holanda,

empecé a trabajar en lo que parecía el principio de ese gran sueño (excepto por el sitio, que en lugar de mi idílica selva era la Sierra de Almería) pero por todo lo demás era perfecto.

Aprendí, disfruté, viajé, y aprendí más.

Voluntarios-con-criterio
En el campo de Almería con los expertos

Sobre el campo, sobre la gente, sobre la agricultura, la gestión de proyectos, equipos, emociones

Un combo de sabiduría que recuerdo con cariño y mucho mucho agradecimiento a todos lo que me acompañaron en algún momento.

Pero por alguna razón fantástica y alineada con el destino, esa comodidad empezó a asustarme y tuve que revolverme en el sofá para darme cuenta de que necesitaba cambiar de postura.

En esos últimos dos años, algo había mantenido callado algo dentro de mí, a base de un ritmo frenético de trabajo y una, por fin, estabilidad económica.

Una sensación de no estar haciendo lo que, de verdad, deseaba. No me sentía plena.

¿Te ha pasado eso alguna vez?

En 2016 me llama mi culoinquietismo interior. Y se lo cojo.

En estas circunstancias, hablo con mis jefes y, agradeciéndoles toda la confianza depositada en mí, les informo de que necesito irme al «culo» del mundo a cuidar de animales salvajes porque es mi gran sueño.

Además de a mis jefes, informo a mis padres que se lo toman con algo más de dramatismo, pero me acaban reconociendo que no les sorprende tanto.

Voluntarios-con-criterio
En Nicaragua, con el rastro de una tortuga detrás

Antes de acabar 2016 tengo muchísimos planes en marcha. Posibilidades en Argentina, en Chile, Nicaragua, San Vicente y Las Granadinas (además aprendo geografía).

Camboya, Tanzania, hasta en Madagascar.

Feliz de la vida, no hago más que enviar correos, cartas de motivación, y soñar.

Responsable: Elena de Julián. Finalidad: envío de mis publicaciones y correos comerciales. La legitimación es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se alojan en mi proveedor de email marketing Mailchimp,  ésta es su política de privacidad . Podrás ejercer tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en elena@voluntariosconcriterio.com. Puedes consultar mi Política de privacidad

El zasca menos esperado

Pensaba yo que con tanta posibilidad ante mí, en alguna sonaría la flauta y me iría a hacer ese esperado voluntariado durante varios meses que tanto me apetecía. Y que luego, por supuesto, me contratarían para pagarme por lo que más me gustaba hacer.

Porque puestos a soñar no me voy a quedar a medias.

Pero me caí del guindo nada más subir.

La realidad que me encuentro es que, aun ofreciéndome para trabajar gratis en algo que me apasiona y para lo que estoy medianamente formada, hay un rechazo rotundo a través de:

  • “ya no quedan plazas”,
  • “no buscamos gente con tu perfil” o
  • “no es buena temporada, prueba dentro de unos meses”.

En otros muchos sitios ni siquiera me contestan, y en otros me piden todos mis ahorros por 2 semanas de trabajo.

Los voluntariados y yo: amor a primer viaje

Voy acumulando desesperación, pero la idea y la aventura que implica un voluntariado no se me van de la cabeza.

Resulta que esta no era mi primera vez con los voluntariados ni prácticas de campo en el extranjero. 


Esta historia de amor empezó en la tierna juventud del verano de primero de carrera, cuando me fui 15 días con mi amiga Aida a hacer trabajo ambiental a un pueblo de Alicante.

Desde entonces he trabajado como voluntaria y he crecido como persona gracias a eso en muchas ocasiones.

No es que tuviera experiencias que me cambiaran la vida drásticamente, es que en cada sitio iba conociendo gente que me inspiraba, aprendiendo algo nuevo, ayudando a alguien, descubriendome  mí y lugar en el mundo… y poco a poco eso me transformó.

Hoy puedo decirte que después de 9 experiencias he aprendido algunas cosas (wait for it, que van al final del post).

__♣__

Cómo se me ocurre emprender un negocio digital y por qué mi idea es buena

Después de esta frustración, esas ganas de trabajar acumuladas y hacer mi lista de cosas aprendidas, digo:

–  Wow. Qué mal aprovechados tengo algunos talentos!.

Y así es como rescato una idea que tenía en la cabeza desde hacía años, desechada por locura y falta de capacidades para llevarla a cabo. Voluntarios con criterio empieza a tomar forma.

Esto es algo que no he visto nunca en internet:

* El lugar a través del que ayudo a futuros voluntarios a que encuentren su voluntariado internacional ético, basado en sus preferencias, aptitudes y expectativas

* Un sitio donde consultar información real de cada lugar de voluntariado

* Una persona de confianza que te acompaña en este proceso de búsqueda y realización personal y profesional

Siento euforia porque todo eso se convierte en parte mi nuevo sueño, que es viajar por el mundo saltando de iniciativa en iniciativa solidaria, aportando lo que sé y lo que puedo, y aprendiendo cada día más y más.

Creo que es una buena idea porque :

  • Voluntarios con criterio es un lugar libre, para que los voluntarios compartan sus experiencias y que irá evolucionando conmigo.
  • No he encontrado algo parecido antes pero me hubiera gustado descubrirlo antes de mis voluntariados.
  • Porque lo estoy haciendo con pasión.
  • Y por que… el criterio es parte imprescindible del voluntariado.

Por qué el criterio forma parte del voluntariado

En este tiempo me dy cuenta de:

♦  La cantidad de proyectos que hay en el mundo

♣  Y la cantidad de voluntarios que quieren ayudar

♥  La desinformación  que hay sobre esto

♠  Y las malas prácticas de algunos implicados en proyectos y en voluntariados

Empiezo a darme cuenta de que cuando has pagado +1.000€ por una experiencia, no quieres que sea solo algo que ha estado bien.

Mis expectativas por este tipo de viaje suelen ser muy altas, aportar algo a la sociedad, aprender y hacer cosas interesantes todos o casi todos los días, conocer gente, conocerme mejor, comer comida local

Un montón de cosas que no siempre he conseguido en mis voluntariados.

Empiezo a trabajar mis objetivos antes de irme a cada viaje y a ser más consciente de ellos durante mis estancias.

 

A ese aprendizaje, voy sumando que hay sitios que aceptan voluntarios pero que no están preparados para ello, y voy entendiendo lo que hay detrás de una ONG, de otra, de los procesos de financiación, de intereses…

Quiero compartir todo eso.

Saber elegir tu destino de voluntariado con criterio se me hace más importante todavía y decido ayudar a la gente en su camino.

– Puede que te hayan dicho que el idioma no es un hándicap pero a ti no te haga ni pizca de gracia estar 3 semanas sin pillar ni «papa», porque a la cuarta te tienes que ir para casa

– O puede que vayas a un centro de rescate de animales tropicales pero no haya preparado un protocolo en caso de mordedura

– Que trabajes dos horas al día y el resto del tiempo  haya poco más que jugar a las cartas

– ¿Y si vas a una casa de acogida de mujeres que han sufrido violencia de género y ves que se invierte más dinero en marketing que en acciones reales…?

No creo que nadie quiera a un sitio donde se aburras, se sienta insegura, o no le entienda nadie.

Elegir con conocimiento y de forma responsable, sabiendo cuánto de necesaria es tu ayuda y quién es el beneficiario de tu viaje, pone al criterio en el mapa.

En que baso mi experiencia

Algunas de las cosas que he aprendido son:

– No todos los sitios son para todo el mundo

– Cuando haces un voluntariado tienes que saber qué quieres obtener de tu viaje, a qué vas y que hay detrás de ese proyecto

– Seguramente disfrutes mucho más si vas bien preparada

– Es mejor saber un mínimo del idioma del proyecto al que vas

– Saber por qué estás pagando o por qué no estás pagando nada.

La información te permite tomar una decisión consciente, y alineada contigo.

Quiero que sea el lugar en el que aprendas a planificar tu viaje, entender sus consecuencias y que lo disfrutes al máximo. Aprovecha la posibilidad que te brinda de conocerte mejor.

Voluntarios con criterio es la primera plataforma de entrevistas a voluntarios que valoran su experiencia, y así puedes saber de primera mano la opinión de otros voluntarios que han estado allí antes.

 

Quién me ayuda en este viaje

Ya he dicho que uno de los factores para poner esto en marcha fue que me vi capaz. Creí en mí.

No creí sólo por arte de magia o porque tenga la autoestima del tamaño de un tráiler.

Primero gente inspiradora como los protagonistas de Vivir al Máximo, Inteligencia Viajera, Cintias Love in Action o Somos como esponjas me ayudaron a creer que era capaz y que esto era  posible.

Y hoy 7 de Noviembre de 2017 ya he puesto en marcha un sueño y tengo toda la esperanza de poder vivir de mi pasión.

Al final, se trata de escucharse, atenderse y ser valientes, ¿no?

Déjame un comentario si te ha gustado mi historia, y sino también, que a mí me va a seguir gustando igual :-)

¿¿Tú también te has reinventado profesionalmente??

¿¿Qué opinas de Voluntarios con criterio??

Un abrazo,

Elena

Me encanta que lo compartas!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

10 respuestas

  1. Muchas gracias por tu generosidad!
    Hoy por primera vez me plantié hacer un voluntareado internacional, entro a Google y encuentro tu página. He leído varios de tus artículos (que están muy completos y claritos ♥) y ahora me tomé el tiempo de leer toda esta sección. ¡Muy inspiradora! Muchas muchas gracias, un abrazo desde Chile!

    1. Gracias Paloma!!

      Por dejarme saber que estabas al otro lado de la pantalla y que leer estos contenidos te han ayudado e inspirado!

      Cómo va la búsqueda de voluntariado? Cuéntanos si te apetece por aquí que estaremos seguro agradecidos de que leerte.

      Un abrazo hasta Chile :)

  2. ¡Felicitaciones Elena !
    Personas como tu y proyectos como este, es necesario que se multipliquen como arroz.Eligio el mejor camino; no hay mayor satisfaccion que hacer lo que nos apaciona, nos hace feliz y lo mejor de todo , se ayuda a otras personas que comparten los mismos sueños pero no saben como hacerlo.

    1. Muchísimas gracias LuzDary!

      Comentarios como el tuyo son los que me recuerdan que estoy en el camino correcto ;)
      Me alegro mucho de que te inspire mi historia y de que hayas dado el paso de trabajar conmigo para encontrar tu voluntariado.

      Hablamos pronto, un abrazo

      Elena.

    1. Hola Esteban!
      Qué alegría tenerte por aquí y ver el enlace a tu página de fotografía, un placer!

      El sueño es grande sí, que para eso es un sueño ;D! Poco a poco toma forma y lo mejor de todo es que estoy disfrutando del camino.

      Un abrazo y gracias por todos tus consejos y ánimos.

      Elena.

  3. Cuánto me alegro por ti Elena, que hayas emprendido este proyecto que te hace feliz. Yo estuve el año pasado en Etiopía y la verdad que fue una experenciencia brutal. Si estás por Cáceres molaría verse. Ahora estoy viajando por Taiwán pero a principios de diciembre volveré. Un saludo

    1. Raqueeel!

      Hola! Qué ilusión que te pases por aquí, gracias ;)
      Y qué viajera! Me está encantando Mundo Ferenji (https://mundoferenji.wordpress.com/ ) dejo el link porque el tuyo no me funcionaba y merece la pena para todo el que quiera irse a Etiopía o cualquier otro lugar a expandir la mente.

      Claro, encantada, nos vemos esta Navidad que hay muchos viajes que contar ;)

      Un abrazo fuerte y disfruta de Taiwán (¡!)

  4. ¡Muy bien Elena!
    Hay que creer en uno mismo, y muchas gracias por esta gran labor de informar con criterio ayudando a los voluntarios a elegir bien y a los proyectos que tanto necesitan de ellos a darse a conocer.

    Un brindis por esta nueva y esperemos que laaaaarga aventura!!

    1. ¡Hola Bárbara!

      Pues sí, cierto que hay que creer en uno, tú de eso sabes también ;)
      Me alegro de que te guste y que te ayude. Sé que en vuestro caso los voluntarios son como de la familia y que se implican mucho en el proyecto, y eso es gracias a vosotros.

      Brindemos porque sea laaarga y comunitaria XD

      Abrazos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.