lo peor que te puede pasar siendo voluntario

#SecciónCrítica 2. Lo peor que te puede pasar siendo voluntario: Chascos y decepciones

Creo que lo peor que te puede pasar siendo voluntario, y que sé que tu mayor miedo como voluntario internacional, –y si no el más grande está muy muy arriba de la lista-, es descubrir que tu ONG no está ayudando en realidad. Vamos, pegarte el chasco del siglo después de haber puesto una buena cantidad de dinero, invertido parte de tu tiempo y mucha ilusión en algo que no es lo que creías.

Bienvenido a la segunda entrega de la #SecciónCrítica de Voluntarios con criterio.

Este es un espacio para sacar a la luz los temas que te rondan la cabeza y para que hablemos del voluntariado sin sesgos.

Aquí te dejo el artículo y con el vídeo del primer capítulo sobre eso de… hacerse voluntario -Para Cambiar El Mundo-.

En el directo de hoy hablo del mayor miedo de un voluntario internacional: Chascos y decepciones con tu ONG.

 

¿De qué tipo de chasco con tu voluntariado estamos hablando?

Ya sabemos que el voluntariado nos regala momentos memorables y lecciones que no deberíamos olvidar, pero también puede enseñarnos cómo  oqué no hay que hacer la próxima vez.

No estamos hablando de que creías que había agua caliente y no la hay, o de que integrarte en la cultura local resulta más difícil de lo que creías.

Estamos hablando de que:

  Entre la expectativa que tenías en tu cabeza y la realidad haya un abismo tan grande como el de Mordor

  Te des cuenta al llegar de que el proyecto NO es ético y NO está ayudando a quien lo necesita

  Creías que ibas a hacer X+2 poniendo en práctica todas tus habilidades y haces aviones de papel en la oficina local

Para mí, eso son grandes chascos que pueden arruinar tu experiencia de voluntariado o pueden echarte para atrás a la hora de irte, ¿se te ocurre alguno más que añadir?

¿Qué es lo peor que te puede pasar a ti siendo voluntario en el extranjero?

 

De eso es de lo que hablamos en la #SecciónCrítica de hoy.

Ah! Si quieres estar en contacto conmigo y recibir información exclusiva sobre voluntariados éticos en la naturaleza, puedes suscribirte a Voluntarios con criterio y llevarte de regalo mi guía para hacer tu voluntariado con impacto.

Vídeo en directo: Lo peor que te puede pasar siendo voluntario: Chascos y decepciones

Te cuento algunos ejemplos de cosas que les han pasado a voluntarios reales. Tranqui, que no es para meterte miedo, es precisamente para que sepas cómo manejarlo y para que la decepción no sea el recuerdo que te traigas de tu voluntariado en otro país.

 

En resumen: Falta de información

Todas las historias que conozco de voluntarios han tenido esta clase de problemas, coinciden en que habiendo informado bien hubieran evitado llegar a esa situación.

La clave está en saber por qué hay esta falta de transparencia.

¿Por qué algunas ONG’s no son transparentes?

¿No se supone que deberíamos saber cuánto cuesta mantener el proyecto al que vamos y cómo estamos contribuyendo a él?

¿Es necesario que una ONG sea totalmente transparente si sabemos que está generando un impacto positivo?

Las organizaciones con algunos años de experiencia deben ser capaces de medir el impacto que están generando y transmitirlo honestamente, además de decirnos porqué lo hacen y cómo.

Sé que es demasiado inocente pensar que todas las iniciativas solidarias son realmente solidarias, pero, ¿no debería ser más fácil denunciar esas pocas que se lucran de la pobreza?

Como ves estoy llena de preguntas, si te apetece ayudarme a responderlas o darme tu opinión, me encantará. Y si te interesa, seguiremos hablando de ello en una de las próximas entregas de la #SecciónCrítica de Voluntarios con criterio.

Cómo puedes evitar ese “miedo al chasco del voluntario”

Para viajar sin ese miedo al “¿qué habrá allí cuando llegue?” necesitas buena información, tomar una decisión con criterio y viajar preparado.

Resumiendo, se trata de poner conciencia en lo que implica tu viaje. Aquí te dejo un artículo de lo que necesitas para organizar tu voluntariado.

 

Si prefieres ir por libre…

Si por el contrario eres como David (puedes leerlo en los comentarios de Facebook del directo) y prefieres saber lo mínimo necesario para llegar a tu destino e ir descubriendo poco a poco qué tipo de ONG es, te animo a que me lo cuentes.

Y ya que estás, me cuentes también…

¿Qué harías si te ves de repente en una situación de esas en las que te das cuenta de que has caído en un fraude y tu ONG no destina el dinero a donde tú creías?

No tiene nada de malo querer sentirse libre, pero un voluntariado es algo serio. Simplemente valora la situación y sus riesgos.

Quizá esa sea una de las peores cosas que te puede pasar siendo voluntario, y afortunadamente son las menos frecuentes, pero vale la pena asegurarse.

Me encanta que lo compartas!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

2 respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.